Impermeabilizar con materiales compuestos

Una solución definitiva a los problemas de filtraciones y humedades

Ventajas del poliéster reforzado con fibra de vidrio

Sin mantenimiento

No es necesario ningún tipo de mantenimiento.

Ausencia de juntas

Se realiza en una sola pieza. Carece de juntas o poros.

Larga vida útil

La correcta elección y aplicación de los materiales empleados y una adecuada preparación del soporte son suficientes para que el revestimiento sea completamente funcional durante décadas.

Elección de acabados

Amplia carta de colores y acabados que armonizarán con cualquier tipo de entorno.

Rapidez y seguridad

Disfrute de sus ventajas en un tiempo mínimo. Su aplicación no requiere el uso equipos voluminosos ni peligrosos.

Económico

Se trata de una solución segura y económica al no necesitar mantenimiento.

Propiedades del PRFV

Físicas.
Los plásticos reforzados son un material flexible pero a su vez, muy resistente mecánicamente. Sometido a un esfuerzo de tracción, se deforma proporcionalmente, o sea, que cumple con la Ley de Hooke, con la particularidad de que la rotura se produce sin presentar fluencia previa. Su peso específico (1.8 Kg/dm3) es mucho menor que el de los materiales tradicionales, lo que hace que el PRFV posea una alta resistencia especifica.

Hidráulicas.
La aplicación de un recubrimiento de 600 gr/m2 de top coat ISO NPG como capa de acabado dota de un resguardo excepcional al revestimiento ante las condiciones y entornos más adversos.. Está terminación del elemento junto a las propiedades anticorrosivas del poliester hacen difícil la adhesión de incrustaciones en su superficie.

Químicas.
El PRFV es inerte a una gran cantidad de compuestos. La inercia química, está influenciada por la temperatura, el tipo de resina usada y la concentración del producto agresivo.
El PRFV resiste perfectamente la corrosión de los suelos más agresivos y al ser un material dieléctrico está excluido de los casos de corrosión electroquímica.

Aislamiento eléctrico y térmico.
Otras de las cualidades de este compuesto son el excepcional comportamiento como aislamiento eléctrico y térmico.

Peso ligero.
El peso específico del poliéster reforzado con fibra de vidrio permite que sean elementos fácil de trasladar e instalar.

Bajo mantenimiento.
Los elementos fabricados en PRFV no necesitan ningún mantenimiento especial, incluso después de muchos años de uso y de estar situado en exteriores.